Champús anticaída… ¿funcionan?

El mercado está repleto de champús y lociones que aseguran tener efectividad contra la caída del cabello. Estos productos especiales son preparados que tienen una función terapéutica específica, pero hay que dejar claro que en ninguno de los casos son por sí solos una solución contra la alopecia.


Generalmente, cuando se habla de champús contra la caída del cabello, a lo que realmente nos estamos refiriendo es a champús revitalizantes. Estos productos aportan brillo al cabello, le dan cierto volumen y mejoran su apariencia. Su fórmula suele contener bases tensoactivas, es decir, sustancias capaces de crear una película reparadora del pelo que lo recubre y tamiza sus imperfecciones. El uso de estos champús puede facilitar el manejo del cabello, aportar brillo y suavidad o devolver cierto volumen y fuerza.


Sin embargo, hay que aclarar que en ningún caso un champú constituye una solución efectiva contra la alopecia ni es capaz de frenar la caída del cabello o regenerar las zonas despobladas. Su eficacia no ha sido demostrada. Pueden utilizarse, eso sí, como complemento de otros tratamientos y con la finalidad de mejorar el aspecto del cabello.

Share this post