¿Qué es el shedding?

El shedding es un concepto que suele confundirse. Literalmente, el verbo «to shed» significa desprenderse. Es por ello que muchas veces el término se utiliza incorrectamente como sinónimo de caída del cabello, pero lo cierto es que el shedding es sólo la transición del folículo de la fase de crecimiento a la de reposo.


No se trata de que los cabellos mueran y no vuelvan a crecer, si no que únicamente entran en reposo y despiertan un periodo de tiempo después. No es que el shedding implique perder pelo, si no que supone que el folículo cambia de fase. En una persona con alopecia, dependerá de la constancia y el tratamiento que reciba que estos cabellos vuelvan a nacer fuertes o no.

El shedding, además, es común entre las personas que inician un tratamiento. Es normal, aunque resulte paradójico, que se advierta un incremento en la pérdida de cabello durante las primeras semanas, e incluso meses. Esto puede resultar desesperanzador, pues parece que el tratamiento esté teniendo el efecto contrario. Pero en realidad se trata sólo de algo temporal.

Share this post