Terapia láser para combatir la calvicie

La base de la terapia láser mantiene que su uso estimula el cuero cabelludo, promoviendo la circulación hacia los folículos pilosos. A la vez, se asegura que gracias a la luz que reciben, los folículos comienzan un proceso de reparación celular que da como resultado unos cabellos sanos y fuertes. Con todo, su eficacia para frenar la alopecia no ha sido probada y estas terapias no han sido reconocidas por ninguna autoridad médica.


La terapia láser o fototerapia láser lleva utilizándose más de 30 años. Al principio, se utilizaba en centros capilares como complemento de otras terapias para combatir la alopecia. Por ejemplo, se utilizaba después de los masajes capilares para fomentar el crecimiento del cabello y evitar su caída.

Hoy en día, esta terapia se ha extendido y ya se comercializan versiones, con forma de cepillo, que pueden utilizarse fácilmente y en casa. El aparato debe colocarse sobre el cuero cabelludo y moverse suavemente, durante 10 o 15 minutos y unas tres veces por semana.

Hasta el momento la terapia láser no ha demostrado que sea efectiva y no ha tenido éxito en el tratamiento de ningún tipo de alopecia. Además, no ha sido aprobada por las autoridades competentes de ningún país. El láser, que ha permitido grandes avances en otras áreas, no ha demostrado todavía sus efectos en la lucha contra la caída del cabello. Lamentablemente, gran cantidad de personas ignoran la ineficacia del cepillo láser y suelen recurrir a él por su apariencia de modernidad.

Share this post