Tratamientos farmacológicos contra la alopecia

En la actualidad, los tratamientos farmacológicos que se consideran más efectivos contra la alopecia y los únicos que cuentan con el respaldo de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y de la Agencia del Medicamento son Minoxidil y Propecia (Finasteride).

Algunos estudios han concluído que los efectos de Minoxidil y Propecia son sinérgicos, es decir, que se potencian si se administran conjuntamente.

Puede ocurrir que, al iniciarse estos tratamientos, se observe e el paciente una pérdida mayor de cabello de la que presentaba antes de comenzarlos. Esto es lo que se conoce como efecto shedding, y es una reacción completamente normal.

Pese a que Minoxidil y Propecia son los únicos tratamientos farmacológicos aprobados por la FDA y a los que se suele atribuir una mayor efectividad contra la calvicie común, existen otros con la misma finalidad, como Dutasteride. Antes de iniciar cualquiera de estos tratamientos, se aconseja siempre ponerse en manos de un profesional que valore cada caso concreto.

Recuerda siempre consultar con tu médico o farmacéutico antes de ingerir cualquier tipo de fármaco.

Share this post